martes 23 octubre, 2018
Actualidad, Opinión

Midiéndose el traje de presidente del PJ provincial, Gray trabaja en su última reelección

>admin admin
marzo 13, 2018

El intendente de Esteban Echeverría tendrá el control del justicialismo bonaerense cuando busque desbancar al macrismo de la Nación y la Provincia. Pero desde las filas del jefe comunal evalúan qué obstáculos y oportunidades se le presentarán en la búsqueda de un cuarto período al frente del municipio.

 

Por Federico Pokorowski

 

Diez días antes de cumplirse diez años de la sanción de la Resolución 125, se produjo un encuentro entre productores porcinos del interior de la provincia de Buenos Aires e intendentes peronistas. Los primeros plantearon las dificultades que atraviesa su sector por las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri, mientras que los jefes comunales ensayaron un acercamiento a una zona geográfica que les resultó adversa en las elecciones posteriores al conflicto entre el gobierno que comandaba Cristina Fernández y las patronales agrarias.

 

A la cabeza de esta reunión estuvo Fernando Gray, presidente del Congreso del Partido Justicialista bonaerense e intendente de Esteban Echeverría. Este municipio se enmarca en la Tercera Sección Electoral, que a diferencia de las del interior, aporta el núcleo duro de votos para el peronismo.

 

La llegada de Gray a la cúpula del PJ provincial está justificada en su dominio territorial iniciado en 2007 y su pertenencia a un grupo de pares -también justicialistas y con sus terrenos alambrados- capitaneados por el lomense Martín Insaurralde.

 

Gray todavía no es el presidente del PJ bonaerense, pero lo será a fin de año y en el 2019, cuando se definan las listas electorales con las que el peronismo buscará ganarle la elección nacional a Macri, la provincial a la gobernadora María Eugenia Vidal e imponerse en los municipios propios y ajenos. El jefe comunal echeverriano presta atención a todos estos objetivos, pero hay uno que considera prioritario.

 

“Gray va a participar de todo lo que es el partido, va a tener un alto perfil. Pero es fundamental retener Echeverría. Si no, imaginate la tapa de los diarios: ‘el titular del PJ pierde la Intendencia’. Eso es lo que ninguno de nosotros quiere que pase”, remarcó una de las fuentes consultadas por Política del Sur.

 

“Es un hecho”, indicó la fuente sobre el proyecto de Gray de ir por su cuarto mandato (y tercera reelección), y agregó: “Está recorriendo, se está moviendo muy fuerte en el territorio. Tenemos encuestas en las que es el que mejor mide, y debemos afianzar en eso en el nivel local.”

 

Es así que la estrategia del oficialismo comunal de cara a 2019 tiene como objetivos mejorar la comunicación de las obras y actividades de la gestión municipal, así como también fortalecer su presencia territorial en el distrito.

 

Los números que manejan desde las huestes del Intendente son optimistas. Gobierna hace casi once años, lo que redunda en un cien por cien de conocimiento, y su imagen positiva es alta. Los últimos comicios dejaron como saldo un triunfo para su apellido como marca registrada. Su esposa, la concejal Magdalena Gray, encabezó la lista que venció en los comicios legislativos del 2017 al referente local del macrismo, Evert Van Tooren.

 

“Él sabe que, no siendo candidato, pero poniendo el apellido Gray, ya le ganó al PRO, pero también, que la maquinaria del macrismo es pesada”, alertaron.

 

Esta maquinaria pesada a la que están alertas en el oficialismo echeverriano está motorizada en las ventajas con las que puede contar un candidato macrista, teniendo detrás al gobierno nacional y el provincial: poderío económico -y su manejo-, mediático y los “fierros” del Estado.

 

Otra gran preocupación, según indicaron desde las filas del mandatario de Echeverría, es que en el distrito “a Vidal le dan los números”, en cuanto a imagen positiva. Sin embargo, aseguraron que la contraparte de la jefa provincial es el Presidente, que en las mediciones del oficialismo municipal tiene un alto rechazo en el distrito. Uno de los consultados planteó que Macri iría indefectiblemente a un ballotage con un eventual candidato peronista.

 

Aún sin saber lo que pueda resultar en una ocasional contienda entre un candidato a gobernador peronista contra Vidal, es necesario ajustar las tuercas en la Provincia para sacar la mayor cantidad de votos.

 

Bien vale el esfuerzo de Gray y los alcaldes de reconquistar al interior de la Provincia. Porque en un eventual escenario de retorno del peronismo al gobierno nacional, un jefe del PJ bonaerense con su distrito alambrado y habiendo sido el estratega del triunfo y administrador del gran caudal de votos provinciales, tiene fundamentos para ser tenido en cuenta para un papel protagónico.

 

“Las conversaciones se dan entre gobernadores y los intendentes. De ahí saldrá un gabinete”, vislumbraron desde las filas del jefe comunal.

 

La reelección del próximo año se presenta como la última a la que Gray pueda acceder, ya que en 2016 la Legislatura bonaerense limitó a una la cantidad de renovaciones de mandatos para intendentes y legisladores provinciales y municipales. Ahí se presenta un resquicio para pensar en un posible sucesor.

 

Sin embargo, todas las fuentes consultadas le bajaron el tono a cualquier especulación. No hay 2023 sin 2019. Del despegue de Gray depende el de los suyos.

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.