sábado 20 octubre, 2018

Desde SACRA Avellaneda reivindican el rol de estas trabajadoras y pelean para que en el país, dos millones de mujeres no se queden sin su acceso al sistema previsional, como pretende el gobierno nacional en el marco del ajuste.

“Si este trabajo tuviera que ser remunerado, representaría el 30 por ciento del Producto Bruto Interno”, afirmó la titular del Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina (SACRA) en Avellaneda y concejal por Unidad Ciudadana, Marcela Caiafa, al cuestionar la intención del gobierno de Cambiemos de darle la baja al sistema de jubilaciones por moratoria, que afectaría especialmente a las mujeres que siempre realizaron tareas en su hogar sin recibir remuneración, como a aquellas que tuvieron empleos en negro.

En diálogo con Política del Sur, la dirigente criticó los dichos que realizó meses atrás el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien, mostrándose en contra del régimen previsional impulsado por el gobierno anterior, aseguró: “Mucha gente nos pide que demos de baja las jubilaciones que dio el kirchnerismo”. “Ellos son perversos, no les importa nada”, respondió Caiafa, y remarcó que “el FMI los está apretando cada vez más. (…) Lo tenemos recortándonos todo, todos los días, todo el tiempo”.

Además, salió al cruce de quienes no están de acuerdo con que las amas de casa perciban una jubilación debido a que no realizaron aportes. “Hay una parte de la sociedad que considera que esa mujer que trabajó en su casa no tiene el mismo derecho que ellos. No aporté porque no tengo sueldo. Dame un sueldo y aporto. Porque sí, soy trabajadora, eso no se discute, es casi una batalla que hemos ganado”, indicó, pero advirtió que la posibilidad de una jubilación para esas mujeres hoy “está en riesgo”.

Por ese motivo, con respecto a la campaña, la referente gremial -quien además es secretaria adjunta en el área metropolitana y secretaria de Prensa y Comunicación en el orden nacional- contó que en cada lugar donde está presente el sindicato se plantea la situación.

“En cada espacio gremial en donde participamos nosotras, estamos instalando esa discusión, lo estamos planteando en el Concejo Deliberante. Estamos en este sindicato en Avellaneda y en las 18 provincias donde estamos, bien alertas y organizando a las mujeres”, destacó, para evitar la quita de las jubilaciones por moratoria.

Un video de campaña hecho por las amas de casa de Avellaneda en el que reivindican el papel de las mujeres que trabajan en sus hogares, explica que “desde 1983, el SACRA lucha por el salario, la jubilación y la obra social para las amas de casa. En Argentina, más de 15 millones de mujeres son amas de casa. Si fuese remunerado, su trabajo representaría el 30 por ciento del PBI”.

En esa línea, sostuvo: “Nuestra tarea es cien por ciento productiva, somos indispensables”, y remarcó que “lo ideal sería que ser ama de casa sea una elección”.

El sindicato -que cuenta con la obra social Ossacra- se encuentra desde hace tres años en Casella Piñeyro 46, en Sarandí, donde además funciona una pequeña feria de emprendedoras.

La crisis en el hogar

En relación a la forma en que la crisis económica y política actual impacta en las amas de casa, a sabiendas de que -describió Caiafa- ellas son “también las administradoras de la casa, las conductoras, las economistas de nuestra mesa familiar”, consideró que es “tremendo”.

“Empezamos por usar segundas marcas, por obviar algunas cosas que antes nos eran cotidianas, y ahora ya en la mayoría de los hogares se está haciendo muy difícil sostener lo cotidiano, sostener una mesa digna”, explicó.

Asimismo, remarcó que por esa razón, se ha “vuelto a los comedores, que habían quedado casi relegados o transformados en centros culturales”, y agregó: “Hoy esos centros culturales están de nuevo acogiendo a familias enteras para poder alcanzar un plato de comida, y en muchos casos, ese plato de comida es el único que se recibe.”

También, recordó que, si bien el gremio reconoce a todas las mujeres como amas de casa sin distinción de clases sociales, admitió que “siempre la tarea es mucho más difícil para las mujeres más vulnerables”, sobre todo “si está sola al frente de su hogar” y con hijos pequeños.

“Por eso para nosotras es tan importante que haya un reconocimiento del trabajo en el hogar: para que todos entendamos que el laburo en la casa es necesario y tiene que ser compartido, y si no hay con quién compartirlo, el Estado tiene que tener una protección para esa mujer, para esos niños”, sintetizó la dirigente.

Elecciones 2019

En otro orden de la entrevista, la concejal de Unidad Ciudadana expresó su deseo de que en las elecciones del año próximo el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, sea candidato para un nuevo período de gestión municipal.

Sobre ello, opinó: “Yo ahí soy muy egoísta y quiero que Ferraresi tenga un mandato más en Avellaneda. (…) Yo sé que él sin dudas está para más, es un tipo que ha demostrado ser muy capaz en la gestión, que ha demostrado que tiene la altura política necesaria para conducir los destinos de Avellaneda, y seguramente podría conducir los destinos de la provincia e incluso del país. Pero yo creo que lo necesitamos un período más, porque hoy tampoco veo perfilado a alguien que pudiera reemplazarlo. Creo que a él también le gustaría estar un período más en Avellaneda, lo ha manifestado más de una vez.”

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.