jueves 14 diciembre, 2017

En Lomas de Zamora surgen nombres alternativos a los de Gabriel Mércuri para la carrera de intendente. El tapado que nadie menciona.

Por Ruben Molina

El laboratorio del PRO comenzó con los experimentos, y Lomas de Zamora es la sede de las primeras elucubraciones de los altos mandos macristas. La difusión de una información periodística que ubica al reconocido periodista de TN y conductor televisivo Sergio Lapegüe como futuro candidato a intendente en ese distrito sorprendió a muchos. Pero “Política del Sur” puede asegurar que la noticia es solo un globo de ensayo para algo que es inevitable: La búsqueda de un candidato para 2019 en un distrito que se quiere ganar.

La semana pasada se llevó a cabo un asado en Lanús organizado por el intendente de ese distrito, Néstor Grindetti. El encuentro no solo fue la entronación de jefe comunal lanusense como máximo referente en la sección, sino que también simbolizó el puntapié para determinar los posibles candidatos a intendentes por el frente Cambiemos dentro de dos años. Por si a alguien le quedaba alguna duda, la presencia de Federico Salvai fue todo un gesto de la importancia de la velada.

En ese sentido desde hace tiempo “Política del Sur” viene advirtiendo sobre el fin de ciclo de Gabriel Mércuri como “número uno” de Cambiemos en Lomas. En su momento sirvió, pero a la luz de los hechos está claro que no alcanza para ganar. “Gabriel Mércuri es un techo para nosotros”, aseguró una más que destacada figura del macrismo lomense a este periodista. El límite de los 10 puntos no pudo ser superado en la última elección local, y eso lo pone en el primer lugar de los observados en el laboratorio.

Al techo que establece el reelecto concejal y actual subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario en la cartera de Desarrollo Social de la Provincia, se le agrega otro condimento: su pasado de peronista versátil. Con origen justicialista y fuerte vínculo con Francisco De Narváez primero y Sergio Massa después, para luego finalmente recalar en el macrismo. A los PRO de “paladar negro” les cuesta mucho digerir toda esa ecuación.

Otro dato que no es menor es el hecho de la portación de apellido que ostenta Gabriel. Los “paladar negro” consideran que la “ya está pago”. Sostienen que la estructura aportada por su padre, Osvaldo, y el voto en la Legislatura de su madre, María Elena Torresi, fue por demás usufructuado por la familia, y en especial por él, en Lomas de Zamora. Es tiempo de dar vuelta la página.

El caso Lapegüe

Lo de Lapegüe no es nuevo. El periodista desde hace tiempo viene dando cursos de “counching” a diversos miembros de la dirigencia de Cambiemos. La realidad indica que el ofrecimiento fue hecho hace dos años. Los que conocen la intimidad de la rosca amarilla aseguran que la propuesta tentó en un primer momento al conductor del “prende y apaga” de TN, pero la negativa familiar (sobre todo de la esposa) puso un freno absoluto a la aventura política lomense.

Los intentos del macrismo de proyectar a figuras televisivas en la región no son nuevos. En Avellaneda hubo un intento similar con el periodista Luis Otero. La misión fracasó por causas diversas. Lo de Lapegüe fue otra experiencia fallida.

“Lo de ayer en los medios fue solo humo, la jugada va a aparecer dentro de muy poco”, confiaba la misma fuente. En rigor de verdad, hacía referencia al encuentro a llevarse a cabo durante la jornada de hoy en el que distintos sectores del PRO lomense, en especial del “jorgemacrismo”, dejarían plasmado su apoyo a la figura de Hernán Lewin. Finalmente el ex presidente del club Temperley daría el “Sí” para la pelea por la intendencia en 2019.

La decisión puede ser tomada como un desafío al sector peronista que encabeza la familia Mércuri dentro de Cambiemos. Por lo pronto un aliado táctico de dicho sector como Jorge Ferreyra, en diálogo con el programa radial “Política del Sur”, ya advirtió: “Nuestro candidato a intendente es Gabriel Mércuri. Si alguien quiere enfrentarlo iremos a internas”.

Del otro lado relativizaron esas declaraciones: “Pregúntenle a Nacho Grecco o a Julio Cruz si tuvieron oportunidad de ir a internas cuándo se decidió que Gabriel Mércuri fuera el candidato a intendente”, enfatizaron.

Lo cierto es que además de la reunión y el lanzamiento de Lewin, el operativo para “ralear” de poder a Gabriel ya comenzó. En la primera de las reuniones del nuevo bloque de concejales (tendrá nueve ediles) se resolvió que el presidente de la bancada sea Diego Cordera. La presidencia quedará dentro del radar de los Mércuri, pero no será un Mércuri, y todos contentos. “No se puede estar en la misa y en la procesión”, advirtieron.

Pero hay más. Las mentes más “retorcidas” de la política regional reafirmaron a este periodista que la jugada no es Lewin y mucho menos Lapegüe, y alertaron sobre un posible tapado. No quieren dan nombres, pero dan pistas: alguien que hace poco cambió su domicilio a Lomas de Zamora. El camino lleva de manera unívoca a una sola persona, de peso político dentro del PRO y la provincia de Buenos Aires: Cristian Ritondo.

Hace dos meses el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires cambió su domicilio a Lomas de Zamora. ¿Raro? No tanto. Ritondo es el “tutor” político de Lomas de Zamora. “Tutor” es la figura que utiliza el macrismo para los referentes políticos a cargo de un distrito con el que no cuenta con su intendente. Lomas es uno de ellos.

Este periodista consultó a varias fuentes y todas negaron la especie. En realidad dijeron desconocerla, pero ante la posibilidad concreta de que ello ocurriera todos deslizaron su más amplia sonrisa. En esto del “prende y apaga” de la política, para el macrismo pareciera que donde se apaga un candidato, se prende otro. Teléfono para Martín Insaurralde.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.