sábado 22 septiembre, 2018

Cientos de mujeres se movilizaron hacia las afueras del Congreso Nacional para apoyar la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo mientras los diputados debatían en el recinto.

 

La marea de mujeres con otros distintivos verdes empezó a gestarse en el viaje y hacía propio cada lugar por el que pasaban. Ya desde los andenes en el tren se veían salpicados los pañuelos. En los vagones del subte se escuchaban los cánticos característicos, los transportes estaban colmados, pero a los pasajeros parecía no molestarles. La consigna era común: acompañar la legalización del aborto.

 

No fue un viaje más hacia la Capital, fue un recorrido histórico. Mujeres organizadas, animadas, fuertes, reafirmaban sus ideales a cada paso. Hacían propio cada kilómetro del recorrido. Nada iba a detenerlas, porque la última posta sería el Congreso.

 

Como colitas para el pelo, vinchas, bandanas, bufandas o muñequeras, o tal vez atados a las mochilas, el pañuelo verde fue la insignia que reunió a las cientos de mujeres que se congregaron desde muy temprano en las cercanías del Parlamento. Esta no fue una movilización más en el centro porteño, sino que dejó en claro la voluntad de quienes lograron comprender la importancia de la conquista de derechos y llevar el debate al nivel de la salud pública.

 

El Congreso las esperó ansioso, evolucionado y con tensión. Dentro del recinto, los 154 diputados debatían las dos posturas que quedaron plasmadas en afuera, en la calle, que quedó dividida en dos: sobre Hipólito Yrigoyen, las personas que se declararon en contra de la legalización de la práctica con la consigna “Defendamos las dos vidas”; sobre Sáenz Peña, las que se manifestaron a favor bajo el lema “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

 

Un día histórico para la conquista de derechos para las mujeres. Por primera vez en Argentina, el debate sobre la legalización del aborto llegó al Congreso después de seis presentaciones de proyectos fallidos. Más allá del resultado, es un logro para la lucha feminista, porque nunca su lucha había llegado al recinto. La iniciativa que aguarda entre las bancas de quienes tienen la responsabilidad de representar el propósito popular estipula la legalización del aborto hasta la semana 14 de gestación.

 

“Esta ley tiene por objeto garantizar el derecho de las mujeres o personas gestantes a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo”, brega el proyecto. Y quienes lo avalan lo celebran sobre la calle en medio de abrazos, saltos, malabares y gritos.

 

Un grupo de mujeres improvisó en el suelo una posta de maquillaje en el que retocaban a las chicas con glitters, labiales llamativos y trenzas en el pelo. Esas eran sus armas.

Mujeres embarazadas, niños, niñas, travestis y trans, todos con carteles que exigían la autonomía sobre los cuerpos. Papás, maridos, amigos, hermanos y compañeros de lucha y de la vida acompañaron con su presencia y su respeto a la movilización. La marea verde rebalsó el Congreso.

 

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.