jueves 14 diciembre, 2017
Actualidad, Gremiales

La ley de Marina Mercante fue aprobada y espera su ratificación en el Senado

>Redacción Redacción
noviembre 27, 2017

El titular de los Patrones Fluviales destacó la importancia de la sanción de la norma para garantizar la consolidación de una flota nacional competitiva. Además, apoyó la decisión del Congreso de postergar el tratamiento de la reforma laboral.

El secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, Julio González Insfrán, dialogó con el programa radial Política del Sur tras la aprobación de las tan ansiadas leyes de Marina Mercante e Industria Naval -que se realizó el miércoles de la semana pasada en la Cámara de Diputados de la Nación- y anticipó su ratificación para el próximo miércoles por el Senado. Aseguró que es un gran paso para el gremio que indica una política clara de adónde se dirigen.

A su vez, Insfrán explicó que, paralelamente a esta normativa, desde su sindicato trabajan en la reforma tributaria con el objetivo de mejorar la competitividad de los barcos nacionales. “Para nosotros, la ley representa una vía maestra donde construir la marina mercante de Argentina. Tenemos una base institucionalizada donde vamos a desarrollar la marina mercante y beneficiar a las economías regionales”, adelantó.

En este sentido, el dirigente expuso la importancia de garantizar un transporte nacional competitivo frente al de origen extranjero, debido a que los productores regionales que desean transportar su mercadería se ven obligados a pagar lo que demanda el transporte extranjero; caso contrario, inevitablemente quedan fuera del circuito comercial por los grandes costos del traslado por tierra.

“Con barcos de bandera nacional podemos regular los precios, sino los extranjeros cobran lo que quieren”, apuntó González Insfrán. Asimismo, explicó que, además de tratarse la ley de Marina Mercante, se discutió la ley de Industria Naval, la cual determina la financiación para la construcción nacional de barcos. Para acompañar este cambio, se modificó la prioridad de la hipoteca naval dentro de las entidades bancarias, lo que motivaría a brindar dinero para el desarrollo de la marina mercante.

Por otra parte, Insfrán se refirió a la postergación de la reforma laboral confirmada por el senador Miguel Ángel Pichetto, como consecuencia de la falta de una decisión unánime desde la CGT. El dirigente gremial acompañó la decisión asegurando que es “razonable y prudente”, ya que la reforma no debería ser “impuesta”, sino “negociada”.

“No es una ley para dentro de unos días, tiene que ser consensuada lo más ampliamente posible. La responsabilidad de los dirigentes es acordar cosas orgánicamente. (…) Tenemos que tener coraje para modificar las cosas, nadie quiere cambiar para joder al trabajador, esos problemas ya los superamos”, enfatizó.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.