sábado 18 agosto, 2018
Sin categoría

La CGT Alsina busca retomar terreno y ya habla de una futura unidad

>Redacción Redacción
octubre 01, 2013

La central obrera más cercana al oficialismo salió a instalar la idea de una futura unidad en el movimiento obrero. Lo hace en tiempos en que los resultados de las PASO alientan un nuevo escenario político y sindical. La idea ya había sido motorizada desde el massismo. En tanto, Caló encabezó el diálogo bonaerense lanzado por Scioli.

 

Los resultados de las PASO terminaron de configurar un escenario adverso para la CGT Alsina, la más cercana al Gobierno. En rigor de la verdad, el armado de listas dejó ya mal parado al sector que lidera Antonio Caló, que no recibió espacios en las nóminas kirchneristas que justifiquen su lealtad. Por eso, pensando en octubre, la central busca reposicionarse, sin irse del arco oficialista. Para eso, hizo un nuevo llamado a la unidad, una idea que había lanzado el massista Héctor Daer, y que ahora recogen en la CGT Alsina.

El encargado de lanzar la idea fue el titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Ricardo Pignanelli, quien consideró que “es necesario unificar la central de los trabajadores” y enfatizó que la CGT “tiene que ser pluralista”.

Pignanelli, en una nota realizada por un matutino opinó que los dirigentes: “Tenemos que aprender de los errores del pasado” y que para acercar a las dos centrales se necesita “unidad de acción y unidad de concepción”. En los términos de Pignanelli, cuando se habla de CGT se refiere a las que conducen Antonio Caló y Hugo Moyano.

En tanto, el líder de SMATA agregó que “la CGT dentro de todo tiene que ser pluralista y las 62 organizaciones son la herramienta del movimiento obrero para hacer política dentro del peronismo”.

Por otro lado, Pignanelli reclama por más espacios dentro del Gobierno, como la herramienta necesaria porque en el Congreso se puede defender “los garbanzos para los trabajadores”.  En medio de una declaración de posturas, Pignanelli agrega: “Yo creo que ese rol lo tenemos que volver a perseguir y lograrlo, pero siempre a través de las 62 organizaciones”.

Por su parte, Caló se acerca a Daniel Scioli, hoy cara visible del kirchnerismo para 2015, y le puso el cuerpo al diálogo social provincial que lanzó el Gobernador. Caló aseguró que “sin industrias no hay trabajadores y sin trabajadores no hay fábricas”, en la cena por el Día de la Industria en la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Caseros.

De esta manera, llamó a consolidar la alianza entre los sectores de la producción y el trabajo, al tiempo que destacó el crecimiento del sector industrial durante este Gobierno e indicó que en especial el metalúrgico está atravesando un gran momento.

“Si crecen las industrias es más empleo, y también es más grande el sindicato que defiende los derechos de los trabajadores”, enfatizó Caló, quien además elogió la tarea que viene realizando del presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Osvaldo Rial.

Por su parte, Rial, anfitrión del encuentro y también titular del Fondo de Garantías Buenos Aires (FOGABA), afirmó que Caló es un “genuino representante de los trabajadores y un hombre razonable a la hora de sentarse a discutir la problemática laboral”.

Los elogios cruzados entre Rial y Caló son una evidencia más de la buena relación que mantienen los dirigentes y ponen de manifiesto el apoyo de ambos al gobierno nacional y al de Daniel Scioli en la Provincia.También ofician de una especie de contrapunto con el tándem que conforman Hugo Moyano (con un pie y medio en el massismo) y el ex presidente de la UIA, Ignacio de Mendiguren, candidato del Frente Renovador.

 

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.