sábado 22 septiembre, 2018
Actualidad, Provincia

Julio Bárbaro: “Los tipos que se juntaron en nombre del peronismo quieren un ‘carguito’, no fueron a defender una idea”

>admin admin
abril 11, 2018

El histórico dirigente peronista habló con Política del Sur, analizó la realidad argentina y criticó el momento que vive el PJ, al que le pidió autocrítica. Además, dijo que el radicalismo “no tiene ideas”, por eso va “detrás de Mauricio Macri”. Duras definiciones sobre la izquierda y la Ley de Medios kirchnerista: “fue nefasta”.

 

Habitual voz crítica del kirchnerismo, pese a haber acompañado a Néstor Kirchner en parte de su presidencia, Julio Bárbaro es sinónimo de peronismo. Por sus venas corre el ADN del partido que fundara Juan domingo Perón y que hoy no encuentra el rumbo para salir de su crisis. “Cuando el Estado es más poderoso que los grupos económicos, hay Nación. Cuando es al revés, hay colonia”, sostuvo, en esta extensa entrevista con Política del Sur, donde habló de todo: el PJ, los radicales, la izquierda, la economía, Mauricio Macri.

 

Sabemos que estuvo en una presentación del gremio de la marina mercante hablando de peronismo. ¿Cómo lo ve hoy, en este presente tan complicado?

-El tema es simple: el peronismo como el radicalismo son ideas, y cuando las ideas se desvirtúan en manos de individuos que las utilizan para su propia ambición, se deforman. El peronismo tiene que asumir que toda la etapa del menemismo fue una gran traición a sus ideales. Juan Domingo Perón nacionalizó los ferrocarriles y Carlos Menem los vendió; una es la política del peronismo y la otra su negación. El peronismo como el radicalismo se jactaban de YPF, y Oscar Parrilli fue miembro informante de su privatización, con los Kirchner aplaudiendo. Entonces, si un movimiento o un partido no es capaz de recuperar sus ideas, criticar sus errores, sus atrocidades, no tiene futuro. Es como si me preguntaran cómo veo a la justicia luego del fallo que favoreció a Cristóbal López; me da vergüenza. La justicia existe, en todas partes del mundo, pero estos dos jueces que liberaron al empresario me dan vergüenza. Así veo al peronismo, como una versión vergonzosa.

 

A uno le da la impresión que el peronismo va para todos lados, por los dos encuentros de San Luis y Hurlingham.

-Amontonaron a un montón de gente que no dan una idea. Todos nos preguntamos, de los personajes que estaban ahí, cuántos votos atraen y cuántos espantan. La impresión que da es que espantan más de lo que atraen.  No se discutió ni una sola propuesta en estos dos encuentros, qué hace el peronismo frente a las empresas privatizadas, por ejemplo, o los mercados libres que plantea el Presidente. El mundo está absolutamente proteccionista y nacionalista, y en el medio de eso, nosotros navegamos el libre comercio como nave insignia, como si fuera un suicidio alegre. No sé si es ingenuidad o imbecilidad, porque cuando los grandes como Donald Trump se protegen y nosotros, que somos los chicos, compramos todo importado y nos quedamos sin trabajo, la ideología termina siendo una variante de suicidio. Cuando el Estado es más poderoso que los grupos económicos, hay Nación. Cuando es al revés, hay colonia. Nosotros hace rato que venimos con un proyecto colonial. Los tipos que se juntaron en nombre del peronismo quieren un “carguito”, no fueron a defender una idea.

 

¿Le parece bien que en este escenario desde el PRO estén planteando la reelección de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal? ¿Lo ven fácil?

-Me parece una vergüenza. Macri lo que tiene que hacer primero es acertar, después pedir la reelección, porque si uno va a un concurso y pide el premio antes de competir, lo echan. Acá está queriendo ganar el campeonato sin jugar el partido. El PRO tiene la obligación de acertar en lo económico. Lo único que hace al día de hoy es lastimar a la sociedad con las tarifas, acrecentar la deuda y ser impotente para parar la inflación, con ese balance no me parece que se pueda hablar de la reelección de nadie.

 

Este país es tan especial…

-Bueno, los que se suicidan son especiales también, y nosotros me parece que somos suicidas.

 

Un dirigente peronista de la región decía que hay como dos corrientes en el peronismo: una que dice que el estallido social está a la vuelta de la esquina y otra que dice todo lo contrario. ¿Coincide con estas dos miradas?

-La teoría del estallido nunca fue peronista, fue siempre de la izquierda. Desde que yo tengo uso de razón vienen diciendo que el capitalismo estalla. El kirchnerismo tiene un implante izquierdista, de Fidel Castro para acá todo volaba, y lo que voló fue el comunismo ruso, el chino y el cubano. Cambien la teoría porque me parece que va al revés. La teoría del estallido no sirve para nada, lo que hay es una decadencia en la sociedad de la que el kirchnerismo es cómplice. El kirchnerismo duplicó el juego en la Argentina, eso es decadencia. Y el juego es antiperonista, porque Perón estaba en contra del juego. Bueno, el kirchnerismo desarrolló el juego como una forma de corrupción.

 

¿Qué debería hacer hoy el peronismo para salir de este laberinto?

-Hay que escribir 10 puntos claves de qué país queremos. ¿Qué capitalista queremos? Bueno, yo como peronista no quiero un capitalismo concentrado. Mario Quintana, cada farmacia que compra es una clase media que pasa a clase baja, es un destructor de la sociedad, y es ministro. Quiero capitalismo, pero quiero dispersión, que cada taxista sea dueño de su auto, que cada medio de trabajo lo tenga el que lo trabaja. Están concentrando los bares y los kioscos. Mauricio Macri, que es mi amigo y lo voté, representa a los grandes capitales, él cree en eso. Cuando uno lee a Joseph Stiglitz, que no es peronista pero es muy claro, dice que hoy el 1 por ciento de la población más rica del mundo tiene más plata que el 99 por ciento restante. Es una locura. Bueno, esa locura la tienen que enfrentar la política, el peronismo, el radicalismo, aquellos que creemos que la sociedad es más importante que la codicia de los ricos. Eso está limitando un poco al Gobierno, que aclaro que no es mi enemigo, sino mi adversario, que cree que la codicia da un país, y no es así.

 

¿Se arrepiente de haber votado a Macri?

-No, para arrepentirme me tendría que olvidar de Daniel Scioli, y no me olvido.

 

¿Algunos dirigentes del PJ deberían dar un paso al costado?

-Aquellos que usaron la política para su propio beneficio y no expresaron ni una idea. Esos se tienen que ir, de todos los partidos. En Capital Federal, que es el centro del mundo, el peronismo y el radicalismo están manejados por dos personajes que no son caras públicas, como Víctor Santa María y el “Coti” Nosiglia. Si esto no es decadencia, que me digan qué es. El radicalismo no tiene ideas, por eso tiene que ir detrás de Mauricio Macri. Ahora cuando los partidos nacionales se ocupan de los intereses y los negocios, pasan esas cosas. Santa María no me deja entrar al partido, que es una mafia, y hacen negocios siendo minoría. La política, o es transparente o es siniestra, y la primera de esas cosas no es. El peronismo no es el amontonamiento de los que hicieron plata con el partido, no tiene nada que ver con eso.

 

¿Ve nuevas figuras en el peronismo? Algunos dicen que tienen miedo ponerle el nombre a una boleta a gobernador y enfrentar a Vidal y Macri.

Si no tienen ideas. Están esperando que le vaya mal al otro para que les toque a ellos. Uno puede ganar o perder una elección, lo que tiene que ser es coherente y tener sus ideas claras. Lo demás son detalles. La sociedad está cada vez más empobrecida. Lo que sería una atrocidad es que los errores de Macri nos lleven otra vez a Cristina, cuando fue ella la que nos impuso a Macri.

 

¿Y la izquierda cómo la ve?

-Eterna. Para cortar la calle, hacer grandes manifestaciones y sacar dos votos. Ustedes se cruzan a Uruguay o a Chile y las izquierdas son parte del gobierno, acá son parte de las derrotas de los gobiernos. Nada más, es una enfermedad la izquierda. Dos diputados, un diputado, después rompen todo.

 

¿Y el proceso sindical con el reacomodamiento de la CGT?

-Va a ser lento. Hasta que no haya elecciones en los sindicatos, hasta los cargos electivos, desde la AFA hasta las universidades, no cambiará nada. Al peronismo le está faltando rebeldía. Yo entré al peronismo porque era rebelde. El único que no era rebelde era Héctor Cámpora, que estos muchachos eligieron el nombre. Se tendrían que haber llamado la John William Cook, que era rebelde en serio. Eligieron un obsecuente, no es casual.

 

RECUADRO

 

Medios y poder

 

¿Cómo está viendo a los medios en el país?

-Lo peor que hizo el kirchnerismo es transformar a los medios en un monstruo que asusta a la gente. Cuando Néstor Kirchner dijo “¿qué te pasa Clarín?” estaba diciendo “¿qué te pasa disidente?”. En Brasil nunca se les ocurrió pelearse con O’Globo. Después uno lo escuchaba a Martín Sabbatella diciendo un montón de pavadas por la Ley de Medios. Discutan con los poderes económicos, no con los medios. Ha sido tan nefasta esa Ley de Medios. DirecTV se lleva millones y no tiene una ley, ni un empleado. Es lo propio de la izquierda enfermiza, terminó empleado de las multinacionales. Acá pusieron a Clarín como el sustituto del imperialismo, que hay que avisarles a estos muchachos que ya no es yanky, es chino. Al lado de los chinos, los yankys son monjas de clausura. Estos idiotas piensan que porque vienen del marxismo son más dulces.

 

¿Y la relación con el macrismo?

-Los medios como la gente no se suicidan. Hay que repetir siempre la frase de Perón: “con todos los medios a favor me derrocaron, con todos los medios en contra fui electo presidente”. La Nación decía “vuelve el tirano prófugo”, y Perón estaba ganando las elecciones. Ellos apoyaron a cuanto tirano hubo, pero después te daban un curso de democracia.

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.