martes 23 octubre, 2018
Actualidad, Gremiales

Informe especial: el Gobierno desafía a los gremios y vuelve a la ofensiva con una nueva reforma laboral

>admin admin
mayo 15, 2018

El oficialismo volvió a presentar tres leyes que buscan retomar la discusión que generaron los incidentes de fin de 2017. Los sindicatos adelantaron que no aceptarán la nueva reforma. Un estudio alerta que la nueva reforma laboral del oficialismo apunta a “precarizar el mercado de trabajo”. El FMI reclamará que la iniciativa se apruebe en el Congreso.

 

Por Diego Lanese

 

Luego de fracasar en su intento de aprobar el primer proyecto enviado al Congreso, el gobierno nacional decidió reavivar la discusión legislativa sobre la reforma laboral. Por eso, a fines de abril envió, entre gallos y medianoche, tres nuevas iniciativas que retoman temas incluidos en la fallida reforma y buscan modificar las reglas del juego en materia laboral.

 

Se trata de una nueva forma de calcular las indemnizaciones, que excluye algunos ítems como el aguinaldo y la posibilidad de crear un fondo de cese laboral. Si bien a la hora de presentarlos, los proyectos tenían algún tipo de consenso, hasta el momento el peronismo no dio el visto bueno para tratarlo en el Senado, donde tiene un peso de importancia.

 

En parte, esto se debe al rechazo de la CGT y los gremios, que insisten en denunciar los perjuicios que traerá esta iniciativa. En tanto, un informe que analiza el impacto de las medidas afirma que su intención final es “precarizar el sistema de relaciones laborales argentino” y consolidar el retiro del Estado como parte del mercado de trabajo. A futuro, la mirada no es alentadora: “La coyuntura no indica tiempos de bonanza para los trabajadores”, afirma.

 

El trabajo “¿Quién paga el verdadero costo? Un nuevo intento de reformar las relaciones de trabajo en Argentina” fue elaborado por el equipo de estudios laborales del Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional Atenea. El mismo analiza la nueva embestida del oficialismo para reformar varias leyes laborales, en el marco de intensas negociaciones con sectores legislativos y sindicales. Según el informe final, los nuevos proyectos mantienen los puntos controversiales de la reforma original y “disminuyen el rol del Estado en la regulación del mercado de trabajo”.

 

Las iniciativas presentadas a fines de abril por el gobierno nacional buscan generar un blanqueo laboral que pretende bajar el índice de informalidad que existe en el país, cercano al 40 por ciento, según los principales cálculos. Además, cambian algunas formas de capacitación y el servicio médico, que hasta el momento no presentan inconvenientesy que desde la Casa Rosada -dicen- fueron consensuados con el peronismo y la CGT.

 

Pero el capítulo dedicado a las indemnizaciones no corre la misma suerte. La propuesta pretende excluir del cálculo indemnizatorio algunos beneficios como el aguinaldo, los premios y bonos especiales. Además, se crea un fondo de cese laboral, es decir, sacar el sistema de indemnizaciones que existe hasta hoy. Habría una indemnización base y se crearía un fondo para sumar como compensaciones adicionales. El fondo se compondría del aporte empresario. Estos puntos fueron rechazados por gremios y opositores, y según la mirada del centro Atenea, son perjudiciales para el mercado laboral argentino, ya que crearía “las AFJP de los despidos”.

 

“Estos proyectos de ley refuerzan la línea política en materia de trabajo y empleo del gobierno nacional”, destacó el trabajo del centro, al que tuvo acceso Política del Sur y que adelanta que “la coyuntura no indica tiempos de bonanza para los trabajadores”.

 

“El mercado de trabajo registra mes a mes más inserciones laborales de tipo precario (monotributo) que empleos asalariados formales. La tasa de no registro trepó al 34,2 por ciento, según los últimos datos publicados por el INDEC. En este contexto, desde el Estado deberían proponerse medidas que promuevan mayor protección a los trabajadores y no que fomenten la mayor precarización del mercado laboral”, alertó Atenea.

 

Sin acuerdo

 

Los cambios en materia de indemnización y el resto de los aspectos de la nueva reforma laboral no fueron bien recibidos por el sindicalismo, que ya adelantó su rechazo. “El Gobierno (de Mauricio Macri), con este anuncio de la reforma laboral, lo que quiere ocultar es el malestar que hay por la escalada de precios y los valores de la electricidad, el gas, el transporte y el agua”, sostuvo en una conferencia Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato de la CGT. “Es lo mismo que ocurrió en diciembre pasado. Lo que intentan es disimular el verdadero enojo que hay” en la sociedad, precisó el dirigente.

 

Por este rechazo, los senadores del bloque peronista adelantaron que no tratarán la medida. Sólo un proyecto complementario tiene posibilidad de aprobarse: la nueva agencia de control de tecnología médica y medicamentos. Esta iniciativa tiene el visto bueno de los gremios, debido a que limita la incorporación de nuevos estudios o tratamientos a la cobertura de obras sociales.

 

En cuanto a los otros proyectos, los apoyos son escasos. “¿Qué reforma van a hacer, si la gente no tiene trabajo?”, le dijo a este medio Horacio Jerez, secretario adjunto del gremio del calzado(UTICRA), quien recalcó que el Ejecutivo “debería ocuparse de crear trabajo y buscar inversiones en lugar de flexibilizar o bajar derechos de los trabajadores, quienes siguen perdiendo”.

No obstante, el dirigente browniano garantizó que la CGT se posiciona en contra de esta reforma, que incluye modificaciones en la indemnización, y por tanto, su gremio adhiere a este rechazo. “No podemos ir con quitas de derechos cuando no llegamos a fin de mes. La situación económica es malísima”, sostuvo.

 

Sobre el blanqueo que pretende el Gobierno, el centro Atenea alertó que “muchas veces se recurre a esta herramienta para mejorar los índices de irregularidades, evitando la discusión de la mejora en los métodos de fiscalización”.

 

En cuanto a los fondos de cese laboral, se establece la posibilidad de capitalizarlos (los que serán destinados a las indemnizaciones), creando nuevas entidades financieras (similares a las AFJP), manejadas por el Instituto Administrador del Fondo de Cese Laboral Sectorial. “El fondo faculta al empleador a desvincularse de su responsabilidad de abonar la indemnización y se deja al trabajador en una situación de vulnerabilidad respecto a su estabilidad laboral. Esta situación deja al trabajador desprotegido frente a los despidos arbitrarios o sin causa”, enunció Atenea.

 

En el sector municipal hay alerta por el tema de las indemnizaciones. El secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo), Rubén “Cholo” García, apuntó contra los tres proyectos, en especial el de modificación de la indemnización, ya que perjudicaría a los municipales. “Más allá del derecho adquirido a través de la ley, los intendentes querrán copiar la fórmula de pocos ítems para el número final, volviendo así a una situación de flexibilización”, vaticinó.

 

Asimismo, el trabajo del centro advirtió: “Estas modificaciones en la normativa relativa al trabajo apuntan a precarizar el sistema de relaciones laborales argentino”, y aseguró que “en el plano legislativo, normativo y judicial, se intenta ir degradando los derechos del trabajo, como derechos protectores que funcionan como ‘equilibrio’ de una relación que nace en la desigualdad entre el capital y el trabajo.”

 

Y finalizó: “El camino a la individualización de la relación laboral deteriora, hasta su desaparición, la poca capacidad de negociación del trabajador. Esto también impacta fuertemente en el plano organizativo y de representantes.”

 

El FMI presiona

La semana pasada se conoció que el Gobierno volverá a negociar con el Fondo Monetario Internacional y pedirá un acuerdo precautorio denominado Stand-by (SBA) que dura hasta tres años y otorga alrededor de 20 mil millones de dólares. De concretarse las negociaciones, Argentina se convertirá en el principal deudor de los 36 países que pidieron préstamos al FMI y deberá acatar una serie de condicionalidades. Esta nueva situación hace más que profundizar la intención del oficialismo de darle tratamiento legislativo. Los acuerdos con esta entidad siempre implican condicionalidades que apuntan a realizar ajustes en los países deudores. Esto llevará a una profundización del ajuste sobre los sectores trabajadores y, en este sentido, al avance de la reforma laboral.

“Es evidente que el proyecto resulta ampliamente beneficioso para quien incumplió con las normas de registración, emulando lo que puede ser una moratoria fiscal, pero con el agravante de tratar del mismo modo el incumplimiento de las cuestiones laborales con las cuestiones tributarias”, indicó un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Además explicaron que el proyecto permite considerar aportes de hasta 5 años de los trabajadores informales pero es el Estado el que se hace cargo de ello. En este sentido, desde CEPA señalaron que “esto va a contramano de las recurrentes menciones del Gobierno con relación a la poca sustentabilidad del sistema previsional, que de hecho se expresó en la modificación de la fórmula de movilidad jubilatoria impulsada por Cambiemos. Da la impresión de que dado que la medida del blanqueo favorece al sector empresario, la mirada resulta más indulgente”.

Respecto a las indemnizaciones lo que busca esta reforma enviada por el Ejecutivo es excluir el sueldo anual complementario, las horas extraordinarias, las comisiones, premios y/o bonificaciones, las compensaciones de gastos y todo otro rubro que carezca de periodicidad mensual normal y habitual.

Por último, desde el Gobierno buscan implementar “prácticas formativas” para estudiantes y graduados con 18 años o más, con una duración máxima de 12 meses y 30 horas semanales. El problema es que estas prácticas cuentan con una asignación estímulo, que es un ingreso no remunerativo según salario básico y cantidad de horas. “La propuesta se asemeja a las pasantías de la década de los noventa, donde casualmente se promovía una “asignación estímulo” no remunerativa”, indicaron desde CEPA.

Sucede que desde que asumió Cambiemos la situación en el mercado laboral es cada vez más complicada para los trabajadores. Si bien 2017 finalizó con un aumento del total de trabajadores dado que en diciembre pasado terminó con 268.000 nuevos puestos de trabajo en relación al último mes de 2016, la modalidad que más se incrementó es la de trabajadores autónomos, monotributistas y monotributistas sociales. El acuerdo del FMI conducirá a una mayor desregulación y flexibilización del mercado laboral acorde a las demandas de esta entidad y de esta manera, a una reducción de los derechos laborales. Lejos de ser una política no buscada, el Gobierno obtendrá uno de sus principales objetivos que es la atomización de la clase trabajadora.

 

Triaca defendió la reforma y criticó a la dirigencia sindical y opositora

 

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, advirtió que hay dirigentes opositores que “especulan, cuando son responsables de muchos de los problemas que tenemos”, al referirse a los aumentos tarifarios, la suba del dólar y el proyecto de reforma laboral. “A nadie le agrada las decisiones que tiene que tomar este gobierno por el tema tarifas. Pedimos comprensión a los que tienen más dificultades hoy, este camino nos va a llevar a dar soluciones. Hay dirigentes que especulan, cuando son responsables de muchos de los problemas que tenemos”, apuntó Triaca en una entrevista concedida hoy a radio Continental.

Para el titular de la cartera laboral, “hay dirigentes que se enmascaran en posturas que se vinculan con la coyuntura y no ven la realidad de que ha crecido el empleo, ha bajado la pobreza y que la inflación año a año es menor”.

“Cuando hay actitudes que no son serias, se generan estos vaivenes (por el aumento del dólar de esta semana). Vemos que, en los últimos tiempos, la Argentina ha sido puesta a prueba por el contexto internacional y lo hemos sorteado porque nos ponemos de acuerdo”, planteó el ministro.

En tanto, Triaca defendió el proyecto de reforma laboral que el Gobierno envió al Senado, sobre todo en sus puntos referidos al fondo de cese y al blanqueo laboral, y volvió a lanzar críticas contra la dirigencia opositora. Al explicar el funcionamiento del fondo de cese para los trabajadores, señaló: “Una vez terminado el vínculo laboral, se cobra directamente el fondo de cese. Le da previsibilidad al empleador y certeza al trabajador”.

“Tiene que haber madurez de los dirigentes políticos y sociales, porque estas son las cuestiones que les preocupan a los trabajadores. Atados a consignas del pasado no las vamos a resolver, y muchos de los que critican hoy no hicieron nada por resolverlas”, aseveró.

Al justificar la propuesta de la reforma, el funcionario afirmó que “no se modifica el régimen indemnizatorio, se define con claridad. Hay juzgados que fallan de una manera y juzgados que fallan de otra. Esto apunta a darles previsibilidad a las PyMEs, que son reticentes a contratar trabajadores porque no saben el costo de la desvinculación”.

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.