Back Actualidad Actualidad2 La Policía Federal irrumpió en una escuela de Banfield e intentó detener a tres menores
La Policía Federal irrumpió en una escuela de Banfield e intentó detener a tres menores PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Jueves, 18 de Mayo de 2017 04:59

Uniformados ingresaron armados y sin identificación a la ENSAM de Banfield persiguiendo a tres menores, quienes luego denunciaron amenazas, violencia y ejecución de balas de goma por parte de los agentes policiales.

 

Ayer cerca del mediodía, durante el cambio de turnos en la Escuela Normal Superior Antonio Mentruyt (ENSAM), ubicada en la calle Manuel Castro al 900, en Banfield, agentes de la Policía Federal ingresaron a la institución en busca de dos jóvenes que se habían escapado de un control policial e intentaban esconderse.


La denuncia por parte de alumnos, maestros y padres fue inmediata, ya que los efectivos habían irrumpido en el establecimiento sin ningún tipo de identificación ni notificación. A su vez, según los testigos del incidente, los policías habrían golpeado a uno de los menores involucrados en la persecución dentro del hall central de la escuela.


Los tres jóvenes involucrados habían decidido “ratearse” y pasar sus horas de clase en una plaza. Según lo narrado por testigos, la policía los encontró consumiendo una bebida alcohólica y quisieron subir a los tres menores al patrullero. Entonces, los jóvenes huyeron de los agentes, pero uno de ellos fue alcanzado por los mismos y trasladado en el móvil hacia la ENSAM en busca de los otros dos.


Sin embargo, tras la agresión presenciada por quienes asisten a la institución, y al observar al menor dentro del patrullero, un alumno del establecimiento rompió con una piedra la ventanilla del vehículo y logró que el chico salga.


Lautaro, el tesorero del centro de estudiantes del ENSAM, fue testigo del conflicto y detalló que vio entrar a dos chicos “muy asustados” y, detrás de ellos, a dos policías armados. Asimismo, aclaró que las pistolas estaban enfundadas en la cintura, pero que a uno de los menores lo golpearon brutalmente. “Si no era por padres y profesores, le podrían haber hecho lo que querían”, expresó Lautaro.


Después, Lautaro manifestó que la policía, al verse rodeada por padres, alumnos y docentes, decidió llamar a los familiares de los tres menores. A su vez, remarcó que los involucrados acusaron a los agentes de ejecutar balas de goma hacia ellos en el momento de la persecución. Incluso, horas más tarde, se difundieron videos donde se disparaban balas de goma a metros de la entrada a la institución.


No obstante, el parte policial afirma que los menores huían de un delito y que, al momento de identificarlos en la plaza, salieron corriendo y ejecutando un arma de fuego. De esta forma, negaron la ejecución de disparos por parte de la policía dentro y fuera de la escuela.


Finalmente, alumnos, docentes y padres hicieron una asamblea en la institución, donde acordaron la realización de una “sentada” durante el resto del día, es decir, el desarrollo de actividades de concientización y difusión de boletines sobre el accionar en este tipo de incidentes. También, acordaron hacer una marcha el próximo viernes a las 13 rumbo al Consejo Escolar de Lomas de Zamora en repudio a lo sucedido.

 

 

 

 

 
Banner