domingo 27 mayo, 2018

En el PRO lo dan por un hecho: será la candidata a intendenta por Cambiemos en 2019.

La decisión está tomada. En las primeras líneas del macrismo es un secreto a voces que Gladys González será la futura candidata a intendenta por la ciudad de Avellaneda. La auspiciosa elección realizada por Cambiemos en ese municipio el año pasado abrió la puerta a la búsqueda de una candidata o un candidato ganador. Desde el laboratorio amarillo consideran que la actual senadora nacional es la elegida.

En octubre pasado, el triunfo de la lista del intendente kirchnerista Jorge Ferraresi fue de apenas 4 puntos, de las más bajas obtenidas por un jefe comunal peronista en el Conurbano. El dato es que para la elección de senadores nacionales la dupla Bullrich-González superó a la de CFK-Taiana por un número similar. En el oficialismo nacional y provincial no hay dudas de que Avellaneda es un distrito ganable y que Gladys González es la persona indicada para lograrlo.

Política del Sur está en condiciones de afirmar que la decisión para que la ex interventora del SOMU encabece la lista de Cambiemos de Avellaneda en 2019 está tomada. La movida contaría con el aval del propio presidente Mauricio Macri y la venia de María Eugenia Vidal y Horacio Larreta. De más está decir que el principal referente seccional, el intendente de Lanús Néstor Grindetti, también daría su beneplácito.

Gladys González fue candidata a intendenta en 2015 en Avellaneda por la alianza Cambiemos. Fue asesora en Salud y Descentralización en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires durante el período 2003-2005. En el 2005 fue directora del Banco Ciudad, cargo que ocupó hasta 2007. Es miembro de la Fundación Pensar, el “think tank” de Mauricio Macri. Durante su gestión en el gobierno porteño se desempeñó como subsecretaria de Atención Ciudadana.

Avellaneda

El triunfo nacional de Cambiemos encontró a González en el cargo de diputada. Automáticamente se convirtió en la principal referente y articuladora del espacio en Avellaneda. Sus sucesivas funciones (interventora en el SOMU y su candidatura a senadora) la obligaron a tomar algo de distancia de la “rosca fina” del distrito. A tal punto que el cierre de lista local fue bastante caótico. Las disputas por el armado terminaron dejando fuera a una parte de la UCR. Finalmente, Sebastián Vinagre fue el elegido para encabezar la lista.

En el comando macrista consideran que el ciclo de Ferraresi está terminado y que el mejor favor que les puede hacer es “cristinizarse” aún más. Entre paréntesis: no son pocos los que en el PJ le vienen pidiendo al actual intendente que tome distancia de Cristina Fernández, algo que por el momento no estaría en sus planes.

Pero hay un dato más, que “off de record” reconocen los macristas de paladar negro: la situación del concejal Jorge García. El edil, electo por Cambiemos, hoy juega en el esquema de Ferraresi. Además, tiene una “guerra santa” contra Gladys González, sobre quien nunca reconoció referenciación y pertenencia territorial en la comuna avellanedense. Pero, tal vez, lo que más inquieta es el poder de fuego que pueda ostentar García a partir de cierta información “clasificada” que tenga por su pasado PRO. Sin dudas, es un tema a resolver.

Así las cosas, y con bastante tiempo, en el PRO comienzan a dar los primeros pasos de la carrera electoral de 2019. Falta mucho, es cierto, pero no quieren sorpresas, y menos en el Conurbano. Hay mucho en juego. Una victoria en un distrito como Avellaneda sería importante para la carrera presidencial y provincial.

De no surgir imprevistos, Avellaneda sería el primero de los distritos de la región en los que estaría resuelta una candidatura a intendente. Néstor Grindetti y Martiniano Molina son números puestos en Lanús y Quilmes, respectivamente. En Esteban Echeverría todo estaría encaminado para que Evert Van Tooren encabece.

Restan definir otros dos municipios: Lomas de Zamora y Almirante Brown. En ambos hay muchas dudas, ya que la última elección dejó sabor a poco y las críticas sobre los referentes fueron muchas. Habrá que ver si Gabriel Mércuri y Carlos Regazzoni pueden surfear la ola. Sería lo esperado, en el PRO no quieren sorpresas. Demasiado con las que da la economía y algún que otro ministro.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.