viernes 15 diciembre, 2017
Actualidad, Gremiales

Farmacias mutuales y sindicales contra el intento de Farmacity de llegar a la provincia

>Redacción Redacción
octubre 11, 2017

El titular de AFMSRA, Carlos Villagra, rechazó el lobby de la cadena para lograr su llegada. “Venden de todo, que no lo permite la ley bonaerense”, explicó el dirigente. Este jueves habrá un abrazo a los Tribunales para pedir que la Corte Suprema no dé el visto bueno al posible arribo. 

Hace años que la cadena de farmacias Farmacity quiere ingresar a la provincia de Buenos Aires, pero la ley actual no se lo permite, debido a que aquí, la propiedad de estos negocios está en manos de un farmacéutico. En todo caso, pueden acceder en sociedad a dos o tres locales como máximo, pero no a una gran cadena, como la firma.

Si bien la Corte Suprema de Justicia provincial ya falló contra los recursos presentados por la empresa, el máximo tribunal nacional accedió a revisar la sentencia, lo que generó una ola de críticas. Es que los lazos políticos de Farmacity con el Gobierno son muy conocidos, empezando por el ex CEO Mario Quintana, quien integra el gabinete nacional. Además, el juez de la Corte Carlos Rosenkrantz fue abogado de la firma.

Por eso, los farmacéuticos rechazan la presión política y marcharán este jueves para denunciarla. La medida cuenta con el apoyo de la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República Argentina (AFMSRA). En diálogo con Política del Sur Radio, el titular del gremio, Carlos Villagra, explicó la postura del sector y las razones por las que rechazan el modelo de negocios de la cadena.

“Lo que plantea Farmacity en el caso de la provincia es que se modifique a favor de ellos una ley que hace años está vigente, sacando los 300 metros como límite, lo que habilita a abrir una farmacia al lado de otra, y se quite la densidad poblacional, que asigna a cada población la cantidad de farmacias”, explicó el dirigente.

En este sentido, resaltó que Farmacity “es una empresa monopólica, que tiene más de cien locales en todo el país y tiene un solo CUIT”, por lo cual “genera una competencia desleal”. “Venden de todo, que no lo permite la ley bonaerense. Las farmacias estamos constituidas como la vieja botica, que se fue modificando con el correr del tiempo, pero que respetamos esa tradición. Entendemos que vender otros productos es importante para la caja del comercio, pero dejamos de ser un agente de salud como nos designa la ley”, resaltó.

La ley en cuestión es la 10.606, mientras que el pedido de Farmacity es que se declare inconstitucional el artículo tercero, que es el que traba el desembarco de la firma. “Nos exigen vender productos medicinales únicamente, no nos permiten vender banderas el Día de la Patria ni perfumes”, remarcó Villagra, que junto con la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y FACAF (empresarios), representa a unas 13 mil farmacias de todo el país.

“Si la Suprema Corte tiene un integrante que fue asesor de Farmacity (por Rosenkrantz), hay una descomposición en la Justicia. Además, hay otros funcionarios que trabajaron en la cadena, lo que indica que estamos en una gran desigualdad. Si quieren que lo trate el Congreso, que se expida cómo quiere el sistema de salud y el servicio de farmacia”, insistió el dirigente sindical.

Villagra explicó que “en Catamarca, por ejemplo, hay poblaciones al borde de la cordillera, donde obviamente Farmacity no va a ir, busca los centros urbanos, los centros comerciales masivos. Eso es desleal, que nosotros trabajemos en villas, en sectores humildes, y Farmacity no va. Se ubican en los centros, al lado de otra farmacia, incluso”.

Además, alertó que “habrá despidos de personal porque va a mermar el trabajo en las farmacias chicas, habrá caos laboral”, y agregó que “lo mismo le pasa al profesional farmacéutico, que en Farmacity trabaja uno solo, mientras que al resto lo obligan a dos o tres de acuerdo al horario de atención”.

Sobre la actividad del jueves 12, cuando se celebre el Día Nacional del Farmacéutico, los profesionales irán a Tribunales para hacer un abrazo simbólico al edificio de la Corte Suprema, con el objetivo de exigir que no se dé lugar al pedido de la empresa. “Libre comercio sí, en las mismas condiciones. Que pongan farmacias, no comercios de polirrubros”, concluyó Villagra.

Además, el jueves las farmacias también rechazarán la creación de la Fundación PAMI, que según Villagra “puede contratar libremente a Farmacity y a cualquiera”.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.