domingo 25 febrero, 2018

Es uno de los detenidos por el crimen de Anahí. Con una movilización frente a Tribunales, la defensa se muestra sólida en demostrar que él no participó del femicidio.

Amigos y familiares de Marcos Bazán, procesado por el crimen de la joven Anahí Benítez, exigieron su liberación frente a los Tribunales de Lomas de Zamora.

Bazán (34) se encuentra bajo prisión preventiva hace seis meses, acusado por el crimen de Anahí Benítez, la adolescente encontrada muerta en la Reserva Santa Catalina, de Llavallol. El otro implicado en el hecho es Marcelo Villalba (40).

Alrededor de treinta personas, entre familiares y amigos del acusado e integrantes de la Coordinadora contra la Impunidad Policial, se manifestaron a favor de la libertad de Bazán con la convicción de su inocencia.

“No hay pruebas contundentes, son todos indicios”, confirmó en diálogo con Política del Sur la abogada del acusado, María Rosario Fernández, y agregó que la semana próxima elevarán “una presentación solicitando la excarcelación de Bazán en base a todas las nuevas pericias que han surgido”.

Bazán está detenido bajo la carátula de “privación ilegal de la libertad y homicidio triplemente calificado por alevosía, criminis causa y violencia de género”, e interviene en el caso la UFI 2 de Lomas de Zamora, a cargo de la fiscal Verónica Pérez.

Una de las pruebas que involucran a Bazán en el crimen es que los perros rastreadores de la policía identificaron el olor de la víctima en la cocina y en la honguera de su casa. Sin embargo, la abogada insiste en que “se va cayendo el resto de las pruebas; lo más sólido es lo de los canes, pero la defensa está viendo cómo desarticularla”.

Que en la propiedad del acusado se haya encontrado una tijera con el nombre de un compañero de Anahí y que en la pala del sospechoso se haya registrado tierra de la fosa donde fue tirado el cuerpo, complican su condición.

Fernández afirmó que quienes buscan la libertad de Marcos Bazán saldrán “al cruce de estas versiones que predisponen a la opinión pública, y con la opinión pública condicionan a la Justicia. Es sabido que los jueces no quieren la condena social”.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.