lunes 20 noviembre, 2017
Actualidad, Opinión

El post massismo da sus primeros pasos

>Redacción Redacción
noviembre 01, 2017

La Tercera arde luego de la mala elección que realizó el frente 1País el 22 de octubre pasado.

El fin del proceso electoral no representa el inicio del receso político en la Argentina y mucho menos en la región. Lejos de esa teoría, muchos políticos aprovechan esta etapa para redireccionar sus objetivos y, en algunos casos, sus destinos. La renovación de gabinetes, cambios de autoridades en los deliberativos y la apertura del libro de pases de una fuerza a otra son algunas de las señales de los tiempos que corren a esta altura del año. En el massismo, claramente, han optado por la última posibilidad.

Lo ocurrido en el bloque de legisladores provinciales del Frente Renovador es sólo la punta del iceberg de lo que se avecina. Cuatro senadores dieron las hurras, y más allá de las apreciaciones acerca de si se fueron o “los” fueron, la realidad es que en el massismo comienza una etapa de reacomodamientos, en lo que mucho tendrá que ver el desenlace de la interna del PJ.

Claro que el proceso no es unilateral. El poder seduce, y desde el macrismo lo entendieron. Por eso pusieron en marcha la ambulancia que levantará a los heridos que dejó 1País. Ejemplo de ello es lo que ocurrió con el concejal Carlos Simino en Lanús, quien decidió convertirse en un nuevo aliado de Cambiemos.

Los ruidos ocasionados por la irresuelta interna seccional dentro del espacio de Sergio Massa van dejando sus huellas en la región. En Avellaneda, la puja entre Armando Bertolotto y José Alessi dejó con las manos vacías al Frente Renovador en el Concejo Deliberante. Los rumores indican que el titular del SECLA, Orlando Machado, podría seguir los mismos pasos que Simino en Lanús. A pesar del diálogo fluido que el dirigente gremial mantiene con el intendente Jorge Ferraresi, no son pocos los que consideran un hecho el cambia de “casaca” de “Orli”.

En Lanús, los ruidos no terminan con el “efecto Simino”. Es un secreto a voces la bronca de Nicolás Russo y los suyos por haber quedado fuera de la Legislatura bonaerense, luego de haber cedido el primer lugar de la lista de diputados provinciales a manos del “extranjero” Jorge D’Onofrio, perteneciente a la Primera Sección Electoral. El presidente del club Lanús quedó relegado al tercer lugar. Los números de la Tercera marcaron que por el frente 1País sólo ingresaran dos legisladores. Conclusión: el hombre de Pilar adentro, el de Lanús afuera.

En Lomas de Zamora, las diferencias se dirimieron previamente a las elecciones. Ni siquiera llegaron a las PASO. Juan Carlos Véliz fue tirado por la borda, y despechado por la decisión del massismo seccional, el experimentado dirigente peronista de San José marcó inmediatamente sus diferencias y le declaró la guerra a todo lo que huela a massismo. Apoyó abiertamente a Cristina Fernández y al candidato de Martín Insaurralde en el distrito, Guillermo Viñuales. Hoy, el todavía concejal abreva en las aguas del duhaldismo y es considerado un apéndice del oficialismo.

En Almirante Brown se dio una situación similar a la de Avellaneda, ya que hubo dos colectoras: la del ex intendente Daniel Bolettieri y la de Mario Serrano. La historia se repitió: los dos sectores se quedaron sin el pan y sin la torta. Las bancas en juego fueron para el oficialismo y Cambiemos. Hay un rumor que viene sonando muy fuerte desde hace mucho tiempo y los últimos días volvió a resurgir: la posibilidad de que Bolettieri sea otro de los dirigentes que aprovechen la oportunidad para sumarse a Cambiemos. Las versiones señalan que el diálogo está muy avanzado, aunque por ahora nadie confirma. Aunque una decisión en ese sentido no sorprendería, no son pocos los dirigentes del recordado giustozzismo que hoy se pintaron de amarillo. El propio ex intendente Darío Giustozzi es tomado como propio desde las filas del macrismo.

Esteban Echeverría también padeció el efecto “colectora” y el haber quedado sin ninguna representación en el HCD. Ni Fernando Souza ni Néstor Pulichino pudieron acceder a una banca. Con las manos vacías, sus destinos están cruzados por infinidad de rumores que los llevan hacia el oficialismo local o hacia Cambiemos, según el “informante”. Por ahora, en concreto, nada.

Pero más allá de los “emprendimientos” particulares, existe un numeroso grupo de dirigentes del massismo que mira de lleno los movimientos que se van dando dentro de la interna del PJ bonaerense. La posibilidad de volver al “hogar” es el sueño de muchos. Sin Cristina Fernández con el látigo en mano y con declaradas simpatías hacia Florencio Randazzo, no son pocos los que aspiran a un retorno en igualdad de condiciones y sin restricciones al Partido Justicialista.

A pesar de las declaraciones de apoyo e incondicionalidad, muchos son los que consideran dentro del Frente Renovador que la mala elección realizada por Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires establece la sepultura de dos cosas: la alianza con Margarita Stolbizer y la aspiración presidencialista del tigrense. El rumbo a tomar en los próximos meses por el frustrado candidato a senador nacional podrá ofrecer pistas más de cómo será el “post massismo” en la región.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.