jueves 23 noviembre, 2017
Uncategorized

¿El fin de los viejos tiempos?

>Redacción Redacción
noviembre 14, 2017

Una importante cantidad de dirigentes de la región concluyen sus mandatos legislativos. ¿El fin de una época?

Por Ruben Molina

Sabido es que un meteorito impactó en nuestro planeta y que ese fue el causante de la desaparición de los dinosaurios en la faz de la tierra. Por estos días, no pocos se preguntan qué habrá impactado en el Conurbano Sur para que muchos dirigentes políticos no hayan logrado mantener sus lugares en sus respectivos Concejos Deliberantes o en la Legislatura bonaerense. Varios son los concejales y legisladores que concluyen sus mandatos, y muy a pesar de sus intenciones, no lograron ser reelectos. ¿Una era concluye?

Vamos por partes. En el plano deliberativo, Avellaneda es uno de los distritos donde varios “dinosaurios” de la política parecieran llegar al fin de un ciclo. Algunos por decisión propia, otros por la falta de votos. En el primero de los casos se ubica un histórico como Jorge Degli Innocenti. Con muchas etapas y varios intendentes, en su espalda abandona el Concejo Deliberante. En algún momento se especuló con un destino legislativo en la ciudad de La Plata. Ni una cosa ni la otra. Eso sí, cual legado o herencia familiar, su hijo Damián Degli Innocenti ocupará una banca en el HCD a partir del 10 de diciembre próximo.

Otro histórico que dará las hurras será Armando Bertolotto. En ese caso no será por decisión propia, sino más bien por un “error de cálculos”. La jugada del massismo salió mal en Avellaneda. La idea de ir en listas colectoras dejó sin el pan y sin la torta a varios. Es que no sólo Bertolotto cayó en la “volteada”, sino que la jugada también arrastró a otro histórico como José Alessi. Y ni hablar de la imposibilidad de volver al ruedo de otra “histórica” (por apellido) como Sandra Alice. Todo mal para el Frente Renovador.

Para culminar con el capítulo de Avellaneda, la rebelión radical también dejó a un sector importante de los correligionarios sin nada. La decisión de no sumarse a la unidad de Cambiemos y finalmente desistir de la interna tendrá como resultado la ausencia y, sobre todo, la falta de protagonismo en el recinto de dirigentes de la UCR. Un ejemplo de ello es Rodrigo Galetovich, que no volverá a ser de la partida en esta nueva etapa.

En Lanús también pasó el “meteorito”, y muchos ediles quedarán fuera de radar en diciembre próximo. Uno que logró sortear varios temporales definitivamente no será de la partida en el Concejo que se avecina: Gabriel Di Masi, un especialista en “camalonearla”. Esta vez no le dio. Quedó fuera de la carrera”.

Otro que volverá al llano será un histórico del “manolismo”: Omar López. La jugada con el randazzismo definitivamente no salió bien. Su pelea será por el PJ que viene, aunque algunos lo ven muy cercano al actual intendente macrista, Néstor Grindetti.

Otro hecho inédito en Lanús será la ausencia de representación del Sindicato de Trabajadores Municipales en el Concejo. La interna que padece el gremio es el trasfondo de esta novedad para el HCD lanusense. Ni Miguel Pedelhez ni Daniel Piccolo. Los municipales deberán dirimir sus diferencias en el gremio.

Un peso pesado que también se despide es el massista Nicolás Russo. La decisión de ir por un escaño en la Legislatura salió mal. Ni una cosa ni la otra. Mirará la política desde la presidencia del club Lanús. ¿Lo hará acompañado por la Copa Libertadores?

Lomas de Zamora suma lo suyo en este sentido. Uno de los más ilustres, con varias batallas encima, es Juan Carlos Véliz. Es difícil ubicarlo hoy en el radar político. Fue elegido por el massismo, del cual ahora es uno de sus principales detractores. Este presente lo tiene abrevando en las orillas del neo-duhaldismo, y a partir del mes próximo, sin banca.

Otro que también concluye su mandato, no renueva y tiene varias “horneadas” encima dentro de la política de Lomas es el radical Marcelo Pellegrini. Su infructuoso esfuerzo por reelegir cayó en la nada cuando se enteró que su partido debía pagar el cupo femenino en el distrito a la hora de armar la lista de concejales.

Otro “radicheta” con antecedentes que da las hurras será Luis Figuerón. En la actualidad es representante por el GEN, aunque todos los ven con un pie y medio dentro de Cambiemos.

En Almirante Brown hay varios que se despedirán de sus concejalías dentro de un mes. Con varias batallas ganadas, y otras tantas perdidas, Alejandro Torres abandonará el recinto deliberativo que tantas veces lo vio pulular. Junto a Mabel Benítez, víctimas de la fallida estrategia massista distrital, mirarán la política desde sus casas.

Otro que mirará la política desde otro lugar y no desde una banca será Mariano San Pedro. Jugado de lleno al randazzismo, lejos quedó se volver al HCD que supo presidir. Además, termina su mandato como diputado a fin de año.

Esteban Echeverría también tiene lo suyo. Sin nombres rutilantes, pero con un histórico como Néstor Pulichino, que dejará definitivamente el Concejo Deliberante. Al igual que lo ocurrido en Avellaneda y Almirante Brown, la aplicación de colectoras como forma de dirimir las diferencias dentro del espacio massista lo dejaron fuera de juego.

Legisladores

Pero el fin de varios históricos del Conurbano Sur no termina en los concejos deliberantes. En la Legislatura bonaerense, al pasar se nombraron dos figuras, una por el massismo, Nicolás Russo; y otra por el randazzismo, Mariano San Pedro.

Pero hay más. Por el mismo sector del hombre browniano, aunque con una vasta trayectoria dentro del peronismo, Fernando “Chino” Navarro dejará de ocupar un escaño. y una peronista con pasado variopinto, Mónica López, concluirá también su mandato en la Cámara baja.

El massismo es quizás quien aporta la mayor cantidad de víctimas en todo este proceso, porque al titular del club Lanús hay que sumar a la diputada Mónica Litza, la esposa de Armando Bertolotto. Fue candidata a diputada nacional, pero no alcanzaron los votos para renovar, y entonces también quedará fuera de todo.

En ese esquema, pero del lado del GEN, el margarito Marcelo “Oso” Díaz quedó “zapatero”. Ni diputado nacional ni provincial.

Todos destacados dirigentes en sus distritos, muchos de ellos influyentes no sólo en la región, sino también en la provincia, pero tal cual lo decía el mítico grupo de rock nacional Vox Dei: “Todo concluye al fin”. Y más cercano en el tiempo, otro rockero como Charly García, aseguraba que “los dinosaurios pueden a desaparecer”.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.