domingo 27 mayo, 2018

Desde el oficialismo destacaron el superávit y que la rendición coincidió con el “espíritu” del presupuesto. Por su parte, Cambiemos cuestionó no haber recibido “en tiempo y forma” la documentación respaldatoria.

 

El Concejo Deliberante de Avellaneda aprobó ayer por amplia mayoría la rendición de cuentas correspondiente al año 2017, la cual registra que el Municipio tuvo ingresos por más de 5.900 millones de pesos, es decir, alrededor de 1.600 millones más que lo presupuestado.

 

Además de los trece ediles propios, el oficialismo (Unidad Ciudadana) contó con el visto bueno de los dos del Frente Renovador (Mónica Litza y Ramón Leiva) y del de Podemos (Daniel García), tal como viene resolviendo el debate de todos sus proyectos. En tanto que los ocho de Cambiemos votaron el contra.

 

En primer lugar, la bancada de Cambiemos criticó que le resultó “bastante difícil” tener acceso a la documentación que respalda la rendición de cuentas, debido a que no se entregó “en tiempo y forma”, tal como se había acordado. “Entre los últimos días de marzo y los primeros días de abril, esa rendición de cuentas estaba en el Concejo Deliberante, por lo tanto, tuvieron suficiente tiempo para darnos la información que este bloque les estaba requiriendo”, afirmó el concejal Rubén Conde.

 

Otra de las críticas de la oposición fue la “subejecución”. Al respecto, Conde agregó que “se está frente a una dificultad bastante importante del Ejecutivo para la destinación de recursos y gastos”, debido a que habría un “40 por ciento” de diferencia entre el presupuesto de 2017 (4.200 millones de pesos) y lo que se ejecutó (1.600 millones).

 

En respuesta, el concejal de Unidad Ciudadana Pablo Vera sostuvo con ironía que sus pares de Cambiemos “no conocen las reglas de juego”, debido a que “confunden recursos propios con recursos nacionales”, como así tampoco conocen lo que es la “comunidad jurídica”.

 

“Es absolutamente imposible evaluar la rendición de cuentas si no se evalúa el presupuesto, lo cual, a no ser que yo tenga mal la información, el bloque de Cambiemos votó en contra del presupuesto. Por lo tanto, me resulta difícil cómo pueden evaluar la rendición de cuentas si votaron en contra del presupuesto”, remarcó Vera.

 

Y en esa línea, explicó: “La primera consideración que uno tiene que hacer en una rendición de cuentas es si la rendición de cuentas respetó la orientación del presupuesto; la segunda consideración es si esa rendición de cuentas fue hecha en forma correcta; y la tercera, cuál es el resultado del ejercicio.”

 

Y agregó: “Tratemos de discutir sobre hechos concretos. Después discutamos sobre cuestiones que tienen que ver con nuestras percepciones subjetivas.”

 

Por su parte, la concejal del Frente Renovador, Mónica Litza, señaló que, si bien los dirigentes de su espacio mantienen “matices y diferencias” con el oficialismo local, están “conscientes de que hace muchos años este Municipio tiene las cuentas equilibradas, la administración transparente”.

 

En ese sentido, la edil massista destacó que “es una rendición impecable desde el punto de vista de que mantiene el espíritu del presupuesto que fue votado”, al tiempo que valoró que los mayores ingresos que obtuvo el Municipio se deben al pago de tasas de los contribuyentes gracias a la “confianza con el Poder Ejecutivo y con la gestión de la Municipalidad”.

 

Asimismo, ponderó: “El único cambio significativo que nosotros encontramos en esta rendición de cuentas precisamente está en el rubro de la obra pública, porque realmente el Municipio se ve obligado a invertir más en obra pública, por la ausencia del respaldo y el acompañamiento de la Provincia de Buenos Aires y la Nación en este punto.”

 

Otros proyectos

 

La sesión comenzó puntual, a las doce del mediodía, con la aprobación de la licencia al presidente del Cuerpo, Hugo Barrueco, quien por estos días ocupa el lugar de intendente interino porque Jorge Ferraresi se encuentra de licencia. Por ese motivo, la jornada deliberativa fue presidida por Héctor Villagra, en tanto que el lugar de Villagra lo tomó Romina Pozo.

 

La jornada continuó con un homenaje a Eva Duarte de Perón, en el marco del 99° aniversario de su nacimiento. En conmemoración, la concejal de Unidad Ciudadana Marcela Caiafa hizo subir al estrado a una mujer destacada de Avellaneda, quien conoció a Evita y contó su experiencia como militante peronista. Además, una joven cantó “No llores por mí Argentina”.

 

Al final del debate, también por iniciativa del bloque Unidad Ciudadana, el HCD aprobó un “enérgico repudio” a la reducción del 50 por ciento de presupuesto de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires que va destinado a instituciones del distrito. Nuevamente, la votación fue 16 a favor y 8 en contra.

 

Durante todo el debate, los concejales del oficialismo y del Frente Renovador colocaron en sus bancas carteles con la leyenda “No toquemos fondo. No al FMI”, los cuales también estaban colgadas en el palco.

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.