miércoles 20 junio, 2018

Los discursos de los intendentes en la apertura de sesiones ordinarias de los HCD marcaron la pauta de lo que se viene en la región.

 

Por Ruben Molina

 

Las aperturas de sesiones ordinarias de los diferentes concejos deliberantes de la región dejaron expuestos en gran parte los roles de cada intendente en lo que tiene que ver con sus futuros políticos y la relación con Provincia y Nación. Además, pusieron un gran manto de duda del lado de los municipios peronistas sobre una futura adhesión al Pacto Fiscal planteado desde el gobierno de María Eugenia Vidal.

 

De los cinco distritos que cubre Política del Sur, cuatro son conducidos por el peronismo y uno por Cambiemos. Con matices diversos, los discursos de los intendentes los fueron ubicando en un extremo u otro del mapa político. En un extremo crítico se colocó el kirchnerista Jorge Ferraresi (Avellaneda). En el otro, el macrista Néstor Grindetti (Lanús). De todas formas, hubo lugar para las coincidencias discursivas: la búsqueda del beneficio al vecino y el repudio a Edesur fueron puntos en común de todos.

 

Del lado del peronismo, el énfasis estuvo puesto en la crítica por los aumentos de tarifas y los despidos y cierres de fábricas. Como contraposición, Grindetti destacó los beneficios del cambio en la administración y la claridad en las cuentas públicas. Cada uno mostró lo mejor de esta primera mitad de sus gestiones. Aunque algunos ya van por dos y en la búsqueda de un tercer período.

 

Avellaneda

 

Sin dudas, Jorge Ferraresi fue el más crítico y el que dejó más en claro su rol netamente opositor a los gobiernos nacional y provincial. Durante la apertura, ratificó su rechazo a la adhesión al Pacto Fiscal, denunció un “avasallamiento a la autonomía municipal” y apuntó con crudeza contra el Ejecutivo bonaerense. “Lo que sucede con la provincia de Buenos Aires debe ser único en el mundo. Los municipios solventamos con recursos propios lo que debe hacer la Provincia”, enfatizó.

 

La postura de Ferraresi no en vano lo ubica en el ojo del huracán macrista. Rodeado por gestiones de color amarillo (Ciudad de Buenos Aires, Quilmes y Lanús), Avellaneda es uno de los principales distritos apuntados por Cambiemos en 2019. Junto a San Martín, son dos de los partidos considerados “ganables”. A tal punto que Cambiemos ya tiene candidata para enfrentar una eventual reelección del actual intendente: la senadora nacional Gladys González ya ha salido a caminar con Néstor Grindetti y su par de Quilmes, Martiniano Molina. Horacio Larreta es otro que pondrá el hombro en la campaña.

 

Lanús

 

Del otro lado de la frontera se ubica Néstor Grindetti. Su discurso de apertura fue un rosario de las no pocas obras realizadas en estos dos primeros años de mandato. En el tercer inicio de gestión, el eje quedó centrado en seguridad, educación, salud y espacio público. Pero por sobre todas las cosas, quiso evidenciar las diferencias con su antecesor, el peronista Darío Díaz Pérez. “Este es el camino del cambio que iniciamos hace dos años y ya no puede detenerse”, enfatizó.

 

En Lanús ya fue aprobada la adhesión al Pacto Fiscal, no hay vuelta atrás. De todas formas, Grindetti tuvo que soportar el comportamiento de los concejales de Unidad Ciudadana, quienes en medio de su discurso levantaron fotos con alimentos que se entregan en los comedores escolares en mal estado. El jefe comunal macrista, como se dice en la jerga popular, “aguantó los trapos” y no tuvo empacho en señalar que el Municipio “trabaja dentro y fuera de las aulas”, a la vez que destacó que junto con el gobierno provincial proyectan y organizan “las mejoras necesarias desde el punto de vista educativo y edilicio”.

 

Grindetti es el principal referente del PRO en la Tercera Sección Electoral. La mayoría de las decisiones vinculadas al macrismo en la región pasan por su despacho. Además, se ha convertido un poco en el nexo entre muchos de los intendentes justicialistas (salvo Ferraresi) y la Provincia. Una nueva postulación en Lanús no tiene discusión alguna. Todo está dado para ello. Adversario se busca.

 

Lomas de Zamora

 

En el medio de los anteriores intendentes se ubica Martín Insaurralde. Con un rol dialoguista, pero con una pata en el kirchnerismo, el jefe comunal lomense ha sabido construir poder y lograr desarrollo en la adversidad. Con buena llegada a la Provincia y la Nación, pudo mostrar muchas obras que son la envidia de varios colegas suyos. Su discurso fue un corolario de ello; su perlita, la reciente inauguración del Hospital de Llavallol. Una demostración de que “sí se puede” inaugurar -a pesar del rechazo provincial- un hospital nuevo.

 

El otro gran pilar de su gestión -que quedó evidenciado en su discurso- es el proceso de modernización interno desarrollado a lo largo de los últimos años. Las redes sociales y los trámites on line son el fuerte y orgullo de Insaurralde.

 

De todas maneras, no dejó escapar la oportunidad para criticar al gobierno nacional, al cual le reclamó “más sensibilidad social” y reconocer que “el país atraviesa tiempos complejos”. Como contrapartida, reconoció que muchas de las obras realizadas fueron el producto del trabajo en conjunto entre el Municipio y la Provincia.

 

La adhesión al Pacto Fiscal es una de las grandes incógnitas en Lomas de Zamora. La primera línea política de Insaurralde salió a hablar, al igual que Ferraresi, de “mayor autonomía”. Pero a la hora de definir si habrá un rechazo a la adhesión, hay “silencio de radio”. El argumento actual es que primero se debe hablar de “autonomía”. Hace diez días, un intento de los concejales de Cambiemos por forzar el tratamiento del tema cayó en saco roto. No alcanzaron el número suficiente para sesionar.

 

En Lomas de Zamora todo estaría dado para que Insaurralde vaya por un nuevo período. La idea de pelear por la gobernación quedó prácticamente archivada. Ganarle hoy a Vidal es considerada una utopía. Del lado de enfrente es casi un hecho que el adversario será nuevamente Gabriel Mércuri. ¿Un clásico con resultado cantado?

 

Almirante Brown

 

Con un discurso bastante parecido al de Insaurralde, el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, también puede ubicarse entre los “amigables” con el oficialismo nacional y provincial. Durante más de una hora mostró un abanico de logros de sus tres primeros años de gestión. Con una mirada abierta, optó por definir su administración como la “casa de todos” y no dudó en afirmar que gobierna “para todos y con todos”.

 

Como contrapartida, mostró preocupación por los “constantes tarifazos y la creciente inflación que golpean de lleno” a los vecinos del distrito. Al igual que el lomense, prefirió no mostrar definición sobre el tema adhesión al Pacto Fiscal y puso el acento en la “autonomía” municipal.

 

Con mucha obra en curso, el jefe comunal browniano prefirió evitar las polémicas con Provincia y Nación, aunque remarcó la idea de un “Estado municipal presente” y destacó el concepto de “vanguardia educativa”. En ese ítem subrayó “la histórica cifra de 250 millones de pesos” invertidos en distintas obras vinculadas a las escuelas públicas de la comuna.

 

No se habla, pero es un secreto a voces: Cascallares irá también por la reelección. Difícilmente alguien le haga frente en el plano interno, y en el externo, al igual que en Lanús, “adversario se busca”.

 

Esteban Echeverría

 

Más cercano al discurso de Jorge Ferraresi, pero alineado en el barco de Martín Insaurralde, Fernando Gray se puso el traje de futuro jefe del PJ bonaerense. En ese marco, no pasó desapercibida la siguiente frase: “Siempre voy a estar del lado de los desprotegidos y sectores medios postergados.”

 

El intendente echeverriano no tuvo empacho al disparar munición gruesa contra el macrismo, al sostener que “el gobierno nacional está ausente de la agenda de los vecinos y el provincial también”, y en contacto con la prensa, acusó a la Provincia de beneficiar a los municipios amigos en detrimento de los opositores.

 

También tuvo tiempo para apuntar a los macristas del distrito, al asegurar que está “muy preocupado por lo que está pasando”, debido a que “todo lo que hacen acá es criticar la gestión anterior, pero antes recibían veinte patrulleros y ahora cuatro y dos usados.”

 

Ocurre que Gray tiene en claro dos cosas: en primer lugar, que irá por la reelección, y segundo, que su adversario será el edil Evert Van Tooren.

 

Sin precisiones claras sobre el Pacto Fiscal, pero con referencias a la autonomía municipal, sin dudas Fernando Gray comenzó a desandar el camino que lo llevará a presidir el PJ bonaerense el año próximo. Un lugar que, buscado o no, para bien o para mal, lo ubicará en un rol claramente opositor a Cambiemos.

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.