domingo 22 abril, 2018
Actualidad, Gremiales

Despidos en el Estado: las cesantías se trasladan a los municipios y los gremios están en alerta

>Redacción Redacción
enero 08, 2018

Al menos cuatro comunas tuvieron grandes bajas en la planta de contratados. Sólo en Quilmes, la gestión Molina despidió a 445 empleados, denunció ATE. Pero la comuna asegura que el recorte es más fuerte en la planta política. Afirman que en Lanús no se renovaron 80 contratos. Los distritos gobernados por Cambiemos pican en punta en la cesantía de trabajadores.

No pasaron cuatro días del inicio del 2018 cuando se produjo el primer paro nacional, en este caso de los estatales nacionales, que reclamaron junto a otras organizaciones sindicales por los despidos masivos en el Estado nacional. Convocado por ATE, la medida de fuerza se realizó ayer jueves, e incluso a varias seccionales municipales del gremio, como la de Quilmes, donde hubo masivas cesantías, una realidad que se extiende en varias comunas. En Morón y Tres de Febrero también se habla de despidos, y en el sur del conurbano Lanús había dejado fuera del organigrama a unos 80 contratados. Ante esta situación, los gremios municipales se mantienen en alerta, y aseguran que esperan un año complejo en materia de relaciones laborales. Antes del cierre del año, habían denunciado el retraso de los pagos del aguinaldo en varias localidades. Pican en punta los distritos gobernados por Cambiemos.

Los despidos en los municipios iniciaron en el sur del conurbano, en la comuna de Quilmes. Allí, el intendente Martiniano Molina no renovó unos 445 contratos, de un total de 8 mil que forman la planta de empleados del distrito. Desde la comuna justificaron los recortes, y recordaron que además se eliminaron 222 de los 450 cargos de secretarios, directores y asesores, lo que forma la llamada “planta política”.

Pero desde ATE rechazan los argumentos de Molina, que dijo que “debemos ser responsables con las cuentas para optimizar los recursos y cumplir las metas propuestas para este año”. Encabezados por el secretario general de la seccional provincia de Buenos Aires Oscar de Isasi, los estatales marcharon esta semana contra los despidos. “Con toda la fuerza de nuestra organización nos ponemos al frente de la pelea contra los despidos y por la reincorporación de los trabajadores despedidos. Respaldamos a los trabajadores no sólo por la pérdida de los puestos de trabajo sino porque repercute en la prestación de un servicio en un lugar en el cual existe una infinidad de necesidades”, sostuvo el dirigente en un acto realizado el miércoles pasado. Según dijeron desde ATE Quilmes, los trabajadores están de paro en cada área donde hubo cesantías, y hablaron de una situación “caótica”, incluyendo el hospital de Solano, sin directivos actualmente.

Además, dos comunas gobernadas por Cambiemos despidieron gente en estos días. En Tres de Febrero, bajo el mando de Diego Valenzuela, este año se dejarán sin renovar entre 100 y 150 contratos y no 400, como denunció ATE. En Morón, que conduce Ramiro Tagliaferro, ya se dejaron caer 380 contratos. En esa comuna insisten con señalar que el recorte es más fuerte en la planta política: se eliminaron 83 de los 352 cargos de funcionarios (23 por ciento). El último recorte fue de 20 direcciones y dos subsecretarías. En Lanús, en tanto, versiones hablaban del final de 80 contratos, que no se renovarían para este año.

Ante esta situación, tanto ATE como los gremios municipales se mantienen en alerta. Fuentes consultadas por Política del Sur aseguran que por el momento no hay un plan de lucha, y que analizarán “cada caso según su impacto”. En este sentido, desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense FeSiMuBo siguen trabajando para incorporar empleados a planta permanente. “Así se evitan estas situaciones cuando llega fin de año”, remarcaron.

Ya antes de que cierre el los problemas para los municipales aparecieron en el horizonte. Al menos unos 30 comunas de la Provincia tuvieron problemas para efectivizar el pago de salarios y aguinaldos. Este es el tema central para el gobierno de María Eugenia Vidal, que presiona a los intendentes para que firmen el pacto fiscal, para lo cual muchos distritos fueron auxiliados para hacer frente a las erogaciones. Según se supo en La Plata, las gestiones que solicitaron auxilio fueron San Pedro, Puan, General Lavalle, General Villegas, Chacabuco, General Pueyrredón, Berisso, Azul, Pinamar, Coronel Suárez, Coronel Pringles, Balcarce, Adolfo Alsina, Bahía Blanca, Tornquist, Bragado, Lezama, Mar Chiquita, Baradero, Carmen de Patagones, Nueve de Julio, General Belgrano, Villarino, Necochea, Veinticinco de Mayo, Chascomús, Moreno, Exaltación de la Cruz, José C. Paz, Hipólito Yrigoyen y Guaminí.

De estos municipios, 23 están conducidos por Cambiemos, seis por el Frente para la Victoria, uno por el Frente Renovador y el restante por un intendente vecinalista.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.