jueves 26 abril, 2018
Actualidad, Opinión

Con las elecciones internas del PJ, en los dirigentes sigue prevaleciendo el “Yo” por sobre el “Nosotros”

>Redacción Redacción
febrero 09, 2018

Por Lic. Juan Pecoraro – Cord. Proyección Justicialista

La utilización del sello sigue siendo la prioridad de los que dicen ser “peronistas”. Es el atajo que les permite obtener votos, porque lo único que importa es mantener el espacio que los favorece, haciendo uso y abuso de frases y palabras para confundir a los más necesitados y hacerles creer que luchan para mejorar su calidad de vida.

El llamado a elecciones internas fue el disparador para que algunos dirigentes convocaran a la unidad del peronismo, algo difícil de lograr mientras líneas internas analizan la conveniencia o no de que participen los que están alcanzados por causas y procesos judiciales.

Sobre lo expuesto, es probable que haya otras interpretaciones. Esto ocurre por lo general cuando se dejan de lado la esencia, las raíces y las ideas que fundamentaron el nacimiento del movimiento nacional peronista. El pensamiento y las ideas fueron desvirtuados, las motivaciones o el sentir de que soy parte de esa idea ha desaparecido, lo cual ha facilitado que la población tenga una opinión desfavorable de los grupos que se arrogan la representación de millones de argentinos. J

JUAN DOMINGO PERÓN siempre recordaba a los militantes que “si las reuniones se hacían con los buenos y capaces, iban a ser muy poquitos”, pero en ningún escrito o declaraciones instaba a que los dirigentes gremiales fueran más ricos que los empresarios o que los vagos crónicos. Creer que el Estado está para mantenerlos no se condice con el principio de “el hombre debe producir por lo menos lo que consume”.

El propio Perón cambió una de las 20 verdades, resaltando que “para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”. Esto significó el llamado a la unidad de todos los partidos y el abrazo al dirigente radical Dr. Ricardo Balbín, quienes con generosidad patriótica se despojaron de sus intereses personales y discusiones que los dividían e impulsaron un camino para el reencuentro de los argentinos.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.