martes 23 octubre, 2018
Actualidad, Gremiales

Ajuste presupuestario y conflicto salarial, ejes del conflicto en las universidades nacionales

>admin admin
mayo 09, 2018

Los gremios de docentes denunciaron recortes en las partidas destinadas al funcionamiento de las casas de estudio, en el marco del presupuesto más bajo desde 2011. Además, la paritaria sectorial fracasó ante el rechazo de todos los sindicatos a la oferta del 15 por ciento en cuotas. Se espera otra gran marcha federal para denunciar la situación de la educación superior.

 

Por Diego Lanese

 

Desde que Mauricio Macri asumió como presidente, el sector universitario fue uno de los más movilizados contra sus políticas. En tres años, las paritarias con los docentes de la educación superior generaron conflictos abiertos, a lo que se suma la movilización por los recortes que se hacen tanto en las casas de estudio como en el sector científico y tecnológico, que repercute fuertemente en las universidades.

 

Es que el primer presidente formado en la educación privada mostró una extraña distancia con el sector, y hasta el momento este 2018 no parece ser la excepción. La denuncia de desfinanciamiento y el conflicto salarial son los dos elementos fundamentales del conflicto que va tomando cuerpo y que en breve movilizará a todos los gremios del sector, que junto a los estudiantes, pedirán más recursos para las universidades y una suba salarial acorde a la inflación reinante.

 

El incipiente conflicto universitario es una mezcla de problemas que se arrastran de años atrás -fundamentalmente los recortes presupuestarios- y la discusión salarial anual, que se inició con dos meses de retraso y con una oferta que fue rechazada categóricamente por los gremios del sector.

 

Sobre el primer punto, un informe del Instituto de Estudios y Capacitación (IEC), que pertenece al sindicato mayoritario CONADU, alertó que los fondos entregados a las universidades son los más bajos desde 2011. “La política del gobierno de la alianza Cambiemos para las universidades nacionales se visualiza en primera instancia en un proceso de desfinanciamiento que se produce deliberadamente desde el inicio del año 2016. La sub ejecución presupuestaria, la ejecución tardía de partidas y los recortes provocaron la paralización de una serie de programas necesarios para asegurar el derecho a la educación y la democratización del sistema universitario”, denunció el trabajo, al que tuvo acceso Política del Sur.

 

En números concretos, el informe del IEC-CONADU señala que la inversión en las universidades nacionales “creció de manera sostenida en la década anterior: de 0,55 por ciento del PBI en 2006 a 0,86 en 2015”. Sin embargo, “disminuyó a 0,79 por ciento en 2016, el nivel más bajo desde 2011, en relación con un PBI que decreció un 2,3 por ciento en términos reales”. “También fue el más bajo del período el nivel de ejecución de las transferencias nacionales a las universidades nacionales durante 2016 y 2017. Esto significa que quedaron sin ejecutar 700 millones de pesos destinados al sector en 2016 y 738 millones pesos en 2017”, agregó el documento.

 

A esto se le suma que en la última reunión del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que reúne a los rectores de todo el país, se confirmó una baja de recursos de 3 mil millones de pesos, luego de un decreto firmado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Los fondos pasaron a su dependencia y corresponden a la ejecución de obras y mantenimiento, según denuncian los gremios.

 

“El ajuste presupuestario, además de condicionar los gastos de funcionamiento de las universidades públicas, afecta las condiciones de aprendizaje de los estudiantes al recortar la cantidad de becas otorgadas por la Secretaría de Políticas Universitarias. Las becas para carreras prioritarias disminuyeron de 39.715 en 2015 a 29.520 en 2017; y las becas para estudiantes de bajos recursos cayeron desde 23.019 a 14.985 en 2017”, concluyó el trabajo.

 

Paritaria trabada

 

En cuanto a lo salarial, recién a mediados de abril se realizó la primera oferta oficial del gobierno nacional para acordar la paritaria 2018, pese a que el acuerdo estaba vencido desde febrero. En ese primer encuentro, la CONADU, la CONADU Histórica y la FEDUN rechazaron el ofrecimiento de un 15 por ciento de aumento en cuatro cuotas (no acumulativas): 2 por ciento en abril, 2 por ciento en junio, 5 por ciento en agosto y 6 por ciento en diciembre.

 

Luego del encuentro -en el primero se acordó el pago de la cláusula gatillo de un 2,77 para el convenio de 2017- la dirigencia sindical no ocultó su bronca. “Ya es una vergüenza que hayan tardado más de dos meses en llamarnos a negociar”, criticó el titular de CONADU Histórica, Luis Tiscornia. En diálogo con Política del Sur, el dirigente dijo que la oferta salarial “es inaceptable, una provocación a todas luces. Parece que hay un cambio de estilo en el Gobierno, asumen un rol de cierta prepotencia”, y consideró que la negociación que plantea el Gobierno “no es franca, es mezquina, con manipulación y maniobras”.

 

Junto con el rechazo de los tres gremios, se comenzó a pensar en una nueva marcha federal que movilice a toda la comunidad educativa. “Lo que pedimos nosotros es muy justo, razonable, y todo indica que vamos auna marcha federal educativa con los estudiantes para mediados de mayo. Si lo que quieren es cosechar disconformidad y críticas, van a lograr que las universidades salgan a la calle a reclamar”, advirtió Tiscornia.

 

Los dos principales gremios realizaron un paro de 48 horas a fines de abril, en reclamo de una nueva oferta salarial. En tanto, desde FEDUN,si bien rechazaron la oferta por considerarla “insuficiente”, no se plegaron a la medida. Según el gremio que conduce Daniel Ricci,la suba ofrecida “no garantiza mantener el poder adquisitivo de los salarios” y “excluye el cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo y la recomposición del nomenclador docente”. “Tal como se aprobó en el último plenario de secretarios generales, exigimos un aumento superior al 15 por ciento que contemple la inflación real”, determinó.

 

 

Los salarios docentes, a la baja 

 

El Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano (UB) elaboró un reporte a través del cual señaló que “los salarios de los docentes argentinos representan menos de la mitad del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): 19.629 dólares PPA (de igual poder de compra) versus 39.854 dólares”.Incluso, los cuatro países latinoamericanos considerados por la OCDE también muestran salarios anuales superiores al de los docentes argentinos: Colombia, con 32.686 dólares; Costa Rica, con 29.872; Chile, con 24.641; y México, con 22.434, según el informe.

 

La UB explicó que los países que duplican y triplican el sueldo anual de los docentes argentinos se encuentran liderando los resultados de pruebas internacionales, como PISA y TIMSS.En el mismo sentido, el salario docente de la Argentina también resulta bajo respecto del PBI per cápita, si se lo compara con otros países, medidos en términos anuales y en dólares estadounidenses de igual poder de compra.

 

“De hecho, son tres los países latinoamericanos donde los salarios de docentes con 10 años de antigüedad representan una mayor proporción del PBI por habitante: Costa Rica, con 181 por ciento; México, con 125 por ciento; y Chile, con 107 por ciento”, puntualizó el informe.

 

“El desafío que enfrentamos es claro: tenemos que lograr que los adolescentes más capaces de hoy sean los docentes de mañana. Esto exige fortalecer el nivel universitario de la carrera docente, incrementar la muy baja proporción de alumnos por cargo docente y mejorar los salarios”, recalcó el director del CEA, AlietoGuadagni.

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.